Café

Ficha técnica

Longitud de onda: es un color no espectral ya que es una mezcla de matices, con predominancia de tonos de baja y media longitud, pero visualmente se ubica entre los 580 y 620 nm.

Etimología: Del turco kahve, por mediación del italiano caffè. La palabra turca viene del árabe قهوة, qahwa, el nombre dado al vino como estimulante del apetito.

Nombres o matices de café: alazano, albazano, amusco, beige, bronceado, bruno, cabellado, cari, carmelita,  castaño, cenizo, marrón, moreno, mulato, musco, musgo, niste, noguerado, ocre, oscuro, pardisco, pardusco, prieto, retinto, rucio, sombra, sombra de Venecia, tabaco, tapetado, tostado, vellorio.

Significados

El café, llamado comúnmente marrón o castaño, es el color de la tierra. Corresponde también al color de una multitud de materiales naturales, como la madera, el cuero y la lana. La mayoría de los conceptos “típicamente marrones” tiene un significado negativo. Luckiesh1 le da a este color, un significado ambivalente, ya que por un lado es el oscurecimiento del amarillo, lo que significa tristeza, y por otro lado dice que es goce y deleite, ya que se asocia al vigor, fuerza, solidaridad, confianza y dignidad.

El café es el color de lo feo, lo antipático, lo antierótico y lo desagradable. En el café desaparecen todos los colores luminosos, desaparece toda pasión. Como es la mezcla de colores más oscura, es junto al negro, uno de los principales colores del mal y de lo malo. En la naturaleza es el color de lo marchito, de lo que se extingue. Según Johannes Itten, este es el color del otoño,2 junto al naranjo y el violeta. Es el color que manifiesta la antigüedad de las cosas: el papel, las telas, la madera y la piel, se ponen cada vez más oscuras con los años. Es además el color de la pereza y la necedad.

El color café además tiene un siniestro pasado político. Era el color del nacionalsocialismo alemán, lo vestían en los uniformes de la S.A. Más adelante fue elegido como el color oficial del partido. Actualmente en Europa, a los nacionalsocialistas alemanes todavía se les llama “los pardos”. Este color representa todos los ideales del nacionalsocialismo: es el color de la brutalidad, lo conservador y la virilidad. Le Heard, por su parte, dice que el color café es destrucción.3

Es también el color de lo corriente, lo simple y lo humilde. Quien viste de café no quiere destacar, sino adaptarse. En la Edad Media, era el color de los campesinos pobres, de los siervos, los criados y los mendigos. En esta época los colores luminosos eran símbolo de status, y las ropas cafés o sin teñir, indicaban una condición inferior.

Para la realeza era un color demasiado vulgar, ya que nunca resulta adecuado para las ocasiones en que la elegancia es un requisito. Un traje café, incluso de la mejor tela, nunca será realmente elegante. Por su parte, Goethe simpatizaba con el color café porque para él, las personas cultas sentían aversión por los colores alegres, ya que estos eran difíciles de combinar en la vestimenta.4

Pero actualmente el café es un color muy aceptado en la moda, esto se debe a que este color es más una mezcla de colores que un color en si. La mezcla de rojo y verde, da café; la de violeta y amarillo, da café; la de azul y naranja, da café. En moda se cree que la mezcla de hartos colores, armoniza o combina con todos los colores y sirve para cualquier ocasión. Si bien es el color de lo anticuado y del pasado, en la moda, lo anticuado es, a menudo, moderno.

La mayoría de los colores café, son colores térreos. Estos ya se usaban en la pintura rupestre. Son los colores realistas, porque es la tierra que pisamos. El café también es el color de los artistas. Antiguamente la tinta de sepia, que variaba del marrón al gris, era muy apreciada. Con este color se hacían apuntes de viajes. El mismo Goethe hizo numerosos dibujos con sepia en sus viajes por Italia.

En el siglo XIX, se abrieron las tumbas de las momias egipcias para ver si estas contenían oro, y las momias fueron trituradas y pulverizadas y el producto resultante se vendió como pigmento para los pintores. Este color era muy caro, pero muy apreciado por los artistas. Los cuadros antiguos tienen un tono pardo y creemos que así fueron pintados en su época, pero no es más que un barniz que se ha ido ensuciando. Incluso algunos cuadros limpios, eran cubiertos de barniz para que parecieran antiguos.

El café es el color más rechazado de todos los colores.5 El 17% de las mujeres y el 22% de los hombres lo nombran como el color que menos les gusta. Casi nadie siente predilección por este color. Sólo el 1% de los hombres y las mujeres lo tiene como color favorito, con ningún otro color se da tal rechazo. Es uno de los colores preferidos para decorar viviendas.

Imágenes de procsilas, Jeff Kubina, jenny downing, y yonatan zur

  1. LUCKIESH, Matthew, Color and colors, Editorial Van Postran Company Ind., 1938, Nueva York – E.E.U.U. []
  2. ITTEN, Johannes, The art of color; the subjetive experience and objetive rationale of color, Reinhold Pub. Corp., 1961, Nueva Cork – E.E.U.U. []
  3. LE HEARD, A. Color harmony spectrum, Van Nostrans Company, Ind, 1945, California – E.E.U.U. []
  4. GOETHE, Johann Wolfgang von. Teoría de los colores, Editorial Aguilar, 1992. Madrid – ESPAÑA. []
  5. HELLER, Eva, Psicología del color, Editorial Gustavo Gili S.A., 2004, Barcelona – ESPAÑA. []
Publicado por Ingrid Calvo Ivanovic

Diseñadora Gráfica titulada en la Universidad de Chile. Magíster (C) en Estudios de la Imagen. Académica Coordinadora del Área Plástica del Departamento de Diseño de la Universidad de Chile. Miembro individual de la Asociación Internacional del Color (AIC). Miembro colaborativo del Study Group on Color Education de la AIC. Directora de Extensión de la Asociación Chilena del Color. Es también co-investigadora del programa Estudios del Color, en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Encuesta

¿Cómo eliges los colores para un proyecto de diseño?

Revisa los resultados

Loading ... Loading ...

Datos

PROYECTACOLOR ORGANIZÓ

Amigos de Proyectacolor